Crea en el nombre de Cristo

¿QUÉ LUGAR OCUPA DIOS EN NUESTRA VIDA?

Por Noemi Rivera.
http://creeenjesusyserassalvo.blogspot.com/
 
Muchas veces decimos que Dios es nuestra prioridad; sin embargo, con nuestras actitudes decimos lo contrario y tratamos de ubicar en  qué lugar ocupa Dios en nuestras vidas. Nosotros debemos de descubrir a Dios cada día, leyendo y escuchando su  Palabra, en la intimidad de la oración con nuestro Padre Celestial. De esa forma nos podemos allegar a Dios, el único que tiene las respuestas para nuestras necesidades.

A medida que estudiamos la Palabra, vamos a comprender la grandeza de Dios. Pero a veces solo leemos la Palabra y nosotros mismos nos ponemos limitaciones y es en ese momento que hay que tener que decidir y tener mucho más que el conocimiento de ella, acerca de las promesas que Dios tiene para nosotros, para no ser solo oídores sino que hacedores de su Palabra y decir : "Voy a apropiarme de las promesas de Dios".

En mateo 19:26 dice: "Y mirándolos (a sus discípulos), Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible".  Entonces, aquí en estas palabras está la respuesta a cualquier necesidad en que alguna vez nos encontremos. Asi que las palabras que escojamos para creer y para hablar determinará en nuestras vidas.

Muchas veces nos vemos en asuntos que nos parecen imposibles de resolver, entonces podemos acudir a la palabra y decir con toda confianza "Más para Dios todo es posible",  pues lo que es imposible para los hombres es posible para Dios. Podemos realizar todo mediante Cristo, que me fortalece. Esto no es imposible, porque es posible a través de El.

El problema en si,  es que a veces muchos de nosotros esperamos que las promesas de Dios se realicen muy fácilmente. Dios espera que nosotros le demos todo nuestro ser, antes de que El pueda cumplir sus promesas de proporcionarnos abundantes bienes de toda clase. La mayoría de nosotros siempre andamos justificando nuestra incapacidad de alcanzar lo que anhelamos, diciendo: "tuve la oportunidad" "como no tengo educación" o "no conozco a la gente", etc.etc., pero Dios no desea escuchar esas excusas, Dios quiere que digamos "mediante Dios todo es posible".

Asi que nosotros como hijos de Dios, en nuestro diccionario no debe de existir la palabra"imposible".  Repitiendo nuevamente lo que la Biblia nos dice:"Con Dios todo es posible". Puesto que nada es imposible para Dios y puesto que nosotros hemos entregado nuestras vidas para El y estamos unidos a nuestro Padre Celestial. ¿porqué dar importancia a la palabra imposible". Cuando repetimos esas palabras emanadas de Dios y creyendo con todo nuestro corazón, ellas se vuelven vida en lo que hacemos.

Debemos usar nuestras palabras para expresar nuestro sincero deseo de pertenecer a Jesucristo, como también demostrar nuestro derecho de ser aceptados al declarar nuestra creencia en El como nuesto Señor y Salvador. No podemos salvarnos por nuestros propios esfuerzos, sino que "mediante Dios todo es posible".

Si comprendieramos estas verdades y las afirmaramos, Dios nos abriría las puertas que antes habiamos visto como barreras infranqueables, Jesús dijo: Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos" Juan 10:9

¿Cuál es el lugar que ocupa Dios en nuestra vida?

El Salmo 55:22 dice "Echa sobre Jehová tu carga, y El te sustentará". Hagamos nuestras estas palabras, porque Dios dice que nos sustentará. No hay petición grande o pequeña que Dios no la escuche, si crees plenamente que El se hará cargo de tu situación, cualquiera que fuera. recuerda que fue El quien dijo" Mediante Dios todo es posible".  Recordemos nuevamente el poder de la palabra; ya que  nuestras palabras producen exactamente lo que nosotros decimos, porque lo que tú dices determina lo que vas a recibir.

Si te encontraras con grandes apuros económicos, la palabra declara : "Mi Dios suplirá todas tus necesidades" Filipenses 4:19, entonces debemos de ir a Dios y decirle lo que nos falta, pero con la seguridad y confianza en que él nos atenderá. Piensa que Dios es más grande que cualquier situación, ya que el poder que reside en tí es Dios que obra en tu vida. Afirmemos y expresemos  lo que Dios significa para nosotros, que él es el único que nos  apoya y nos proporciona lo que necesitamos. Reconozcamos su habilidad y sabiduría, declarémoslo sin temor en alta voz, para que todo el mundo oiga que nuestra confianza está puesta en su gracia y misericordia. Y Dios cumplirá tal compromiso.

Cuando estamos pasando por situaciones adversas, Satanás quiere que desmayemos y quiere crear dudas en nuestra mente, muchas veces que si hemos pecado Dios no nos ha perdonado y que no podemos  agradar a Dios, pero la palabra de Dios dice: "Si confesamos  nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad" 1a.Juan 1:9.  Dios no es un hombre y por lo tanto no miente. Dios hace lo que dice. Dios mantiene su palabra.

Cuando nosotros declaramos algo, realmente decretamos algo en nuestras vidas.  O si pensamos  que no tenemos perdón, ciertamente no tendremos perdón. Pero si determinamos creerle a Dios que las riquezas de Dios son nuestras,  entonces tendremos sus riquezas.  Las escrituras nos dicen: "Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho, lo que dice, lo que diga, le será hecho". Marcos 11:23


Asi es que por nuestras palabras establecemos en nuestras vidas el lugar exacto que ocupará Dios.

Que nuestras oraciones digan "Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía y redentor mío" Salmos 19:14. 

 Meditemos mucho, pero que nuestras meditaciones sean gobernadas por la Palabra de Dios.

La mayor parte de nuestra conducta es el resultado de nuestros pensamientos.¡ Cuán importante es que concedamos a Dios el primer lugar en nuestra vida! De esa forma nuestra mente y nuestro espíritu serán canales mediante los cuales Dios manifieste sus pensamientos. 

"Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová , pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis". Jeremías 29:11

Es por eso que Dios siempre tiene que ocupar nuestro primer lugar en todo y cada día tenemos que elevar nuestros agradecimientos y alabanzas.  A EL SEA TODA LA GLORIA.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada