Crea en el nombre de Cristo

La milla extra y ganar un miembro para nuestra célula.



Grupo Hosanna



La amistad es la forma más sencilla de llevar personas a la célula. La penetración de lugares nuevos sólo es efectiva cuando tenemos amistad con nuestros vecinos. Mientras más profundos son los lazos de amistad con las demás personas, más efectivo será el trabajo celular.



Conectar con la gente de la célula pasa necesariamente por conocer sus necesidades  y acercarnos a ellas. Además, busca  llenar la necesidad que éstas tienen. Por supuesto, esto requerirá algún esfuerzo extra, algún sacrificio, será andar un kilómetro, una milla más. Si haces esto la persona quedará marcada por tu testimonio y su corazón comenzará a prepararse para recibir la Palabra.



La milla extra se nota en el esfuerzo extra que los anfitriones de la célula tienen para ser consecuentes con el trabajo que se desarrolla semana a semana. El testimonio de ellos debe estar más reforzado que el de cualquiera porque toda la comunidad sabe que allí hay una reunión de la iglesia. Por eso se ha dicho muy bien que la célula mueve a Dios desde el templo a las casas y vuelve el testimonio de Cristo algo más práctico, más cercano a la gente.



¿Qué pasara si los cristianos viajaran a sus cultos a kilómetros de distancia de donde viven? Probablemente se acomodarian y muchas personas ignoraran que son cristianos Pasa lo contrario a través de la célula, aunque la iglesia esté a kilómetros, la iglesia también está cerca y eso mantiene viva la responsabilidad de dar testimonio en nuestros miembros.



Los que corren la milla extra en todas las áreas de su vida son los que hacen que su vivencia de la fe sea capaz de alcanzar a otras personas para Jesús. Esto puede transformar miles de familias. Mientras más estemos dispuestos a brillar más personas alcanzaran la salvación.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada